viernes, 10 de septiembre de 2010

CRONICA DEL REINADO DE CARLOS IX. Parte 6


¡Pobres hombres!!! No poder escapar a esas aventuras que hoy a nosotros nos atraen tanto! Aquí continúa el capítulo IX titulado "El Guante", falta poco para ver a nuestro Mergy batirse por una dama a quien acaba de conocer, pero de la que ya está enamorado.

Vandreuil hubiera continuado todavía con tan excelentes consejos de no haberse oído un gran rumor, que era anuncio de que el rey había montado a caballo... La puerta de la habitación de la reina se abrió, y sus majestades, en traje de cacería, se dirigieron hacia la escalinata.

El capitán Jorge, que acababa de dejar a su dama, se dirigió a su hermano, y, golpeándole cariñosamente en la espalda, le dijo en tono alegre:

-¡Granuja! ¡Estás de enhorabuena! ¡Miren el barbilindo!... No haces más que mostrarte en la corte, y ya las damas se han vuelto locas. Durante un cuarto de hora la condesa no me ha hablado más que de ti. ¡Vamos! ¡Ahora un poco de valor! Durante la cacería, procura galopar siempre al lado de ella, y pórtate con mucha galantería... ¿Pero qué diablos te pasa?... Cualquiera supondría que estás enfermo... ¿Qué cara larga es ésa?... ¡Anda, hombre, alégrate!

-No tengo muchas ganas de ir a la cacería, y quisiera...

-Si no vais de caza -dijo en tono bajo Vandreuil- Comminges creerá que tenéis miedo de encontrarlo.

-¡Vamos! -dijo Mergy, pasándose la mano por su frente ardorosa...

Creyó que era preferible esperar al fin de la cacería para confiar a su hermano la aventura.

-¡Qué vergüenza! -pensaba-. ¡Si la señora de Turgis llega a creer que tengo miedo! ¡Si supone que la idea de un próximo desafío me impide gozar de la cacería!

2 comentarios:

Graciela Mejía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SILVIA dijo...

¿Porqué será que desde el comienzo de los tiempos, nos da miedo admitir que tenemos miedo?
Besos mil!!!